5 estrategias claves para ahorrar gas este invierno

La guerra de Ucrania afecta a los mercados energéticos de tal modo, porque Rusia, el principal suministrador de gas en Europa hasta ahora, está siendo sustituido por otras alternativas más caras. Pero el encarecimiento de los combustibles fósiles tiene otras razones estructurales más profundas. Ahora que ya tenemos el invierno encima y ante esta situación, es normal, que nos preocupamos principalmente de cómo calentar nuestra casa al mínimo coste posible. En esta entrada nos concentraremos en la tarea más mundana de ahorrar gas este invierno en las viviendas, y las 5 estrategias claves para ahorrar, sin profundizar en otras causas que nos han traído hasta aquí.

1- Tarifa de gas en mercado regulado TUR

A la hora de decantarse por el mercado libre o el regulado con la TUR es importante que el usuario conozca las características básicas de cada una de las tarifas. La más importante es el precio. Si encontramos una tarifa libre igual o por debajo de la TUR, es más recomendable; con un precio de mercado libre, el precio se mantendrá estable durante la duración del contrato (12 meses), con la tarifa TUR el precio se actualiza cada 3 meses . El usuario dentro del mercado regulado de gas notará variaciones en su factura en enero, abril, julio y octubre. A diferencia de las tarifas de electricidad, (ver Ahorrar en la factura eléctrica ), actualmente las tarifas TUR suponen un ahorro más que destacado (aproximadamente un 50%) respecto al mercado libre, para ahorrar gas este invierno.
El Govern ha limitado la subida del precio de la TUR a un 15% cada revisión (cada 3 meses). Además baja el IVA del gas al 5% hasta diciembre de 2022

Consejos domésticos para el ahorro energético en las viviendas. TN Mediodía TV3

Tarifa de último recurso (TUR)

La Tarifa Último Recurso (TUR) de gas natural es una tarifa del mercado regulado del gas, y sus precios están fijados por el Gobierno. Se trata de una tarifa de gas pensada para proteger al pequeño consumidor, ya que está regulada por el Ministerio de Industria y la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). El único requisito para poder contratar la tarifa regulada de gas es no consumir más de 50.000 kWh al año, una cifra muy alejada de la media de consumo anual de clientes domésticos. y tiene tres tarifas de acceso distintas. Según la resolución publicada en el BOE, los precios a partir del 1 de octubre son:

tarifas consumosTérmino fijo € / mesTérmino variable € / kWh
TUR.1Consumos de hasta 5.000 kWh / año5,030,06355463
TUR.2Consumos de entre 5.000 y 15.000 kWh/año9,520,06069581
TUR.3Consumos de entre 15.000 y 50.000 kWh/año20,540,05852538
TUR.1: Hogares con gas natural para cocinar o calentar agua TUR.2: Hogares con gas natural para cocinar o calentar agua, y que también tienen calefacción. Resolución de 24 de junio de 2021, de la Dirección General de Política Energética y Minas, por la que se publica la tarifa de último recurso de gas natural.

La tarifa TUR sólo la ofrecen las comercializadoras de Referencia, aunque no todas tienen suministro de gas natural. El precio es el mismo para todas las comercializadoras de referencia, y se actualiza en función del coste del gas natural en las subastas del mercado y se publican en el BOE. Cualquier consumidor puede contratar la Tarifa Último Recurso de gas natural si así lo desea. Tan sólo debe ponerse en contacto con alguna de las cuatro Comercializadoras de Referencia que la ofrecen:

Comercializadoras de referencia con TURConsultaContacto
Base Cor (Total Energíes)900 902 947atcliente@basercor.es
Energía XXI (Endesa)800 760 333atencionalcliente_exxi@energiaxxi.com
Gas & Power (Naturgy)900 100 502cliente@comercializadoraregulada.es
Curenergía (Iberdrola)900 100 309clientes@curenergia.es
La tarifa TUR es la tarifa regulada de gas natural. A diferencia de la tarifa regulada de electricidad, sólo cuatro comercializadoras de referencia pueden ofrecer esta tarifa a los consumidores del mercado regulado

Bono Social Térmico

Entre los clientes que quieran acogerse a las ayudas del Bono Social Térmico puede surgir la duda de si deben tener contratada una tarifa TUR. La respuesta es que no, ya que el Bono Social Térmico se concede automáticamente a todos aquellos consumidores vulnerables que sean beneficiarios del Bono Social Eléctrico , Independientemente de que tengan contratada una tarifa de gas del mercado regulado o del mercado libre.

2- Mantenimiento

Todos los edificios plurifamiliares y unifamiliares entre medianeras, de más de 45 años de antigüedad deben pasar la inspección técnica de edificios ITE . Esta inspección es un sistema de control periódico que tiene por objeto verificar el estado de conservación del inmueble y sus posibles deficiencias constructivas o funcionales, y las propuestas técnicas para la mejora de las condiciones de accesibilidad. Un mantenimiento y control a lo largo de su vida y con el paso del tiempo las intervenciones de rehabilitación. Así como sus instalaciones, implementando energías renovables en autoconsumo.

Consulta a tu arquitecto técnico de cabecera conocedor del edificio, que guíe las operaciones a realizar en cada momento, para ahorrar gas este invierno, asegurar su correcto mantenimiento, y rehabilitación energética. Es indispensable disponer del libro del edificio para poder gestionar el mantenimiento del edificio, para todos los edificios de viviendas construidas en Cataluña después del 7 de abril de 1993 y para todos los edificios existentes de más de 45 años de antigüedad, a partir el momento en que hayan pasado la Inspección Técnica del Edificio.

Calderas

Según la normativa europea de diseño ecológico, a partir del 26 de septiembre de 2015 se prohíbe la fabricación de calderas que no sean de condensación. La condensación aporta ahorros en la factura del gas de hasta un 30% sobre una caldera tradicional, pero puede llegar a ser de cerca de un 40% si se combina con radiadores de baja temperatura. Se necesita llevar a cabo un mantenimiento periódico para el buen rendimiento y ahorro energético. El propietario de la caldera es responsable de que se haga la revisión dentro del plazo. La revisión puede hacerla cualquier profesional autorizado, ya sea de la marca de la caldera o un técnico independiente.

Caldera de condensación
Caldera convencional / Caldera de condensación

La revisión de la caldera está regulada por el Reglamento de las Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE) que indica que el usuario debe revisar cada dos años su caldera de gas. Si son calderas de gasóleo deben revisarse cada año.

En el caso de los calentadores de agua, esta revisión obligatoria debe realizarse cada 5 años. Las calderas de potencia superior (< 70kW) se revisarán cada año, y en caso de tener un calentador de hasta 24,4 kW (11 litros), la revisión se efectuará cada cinco años. Las calderas comunitarias se revisan cada mes.

Inspección de la instalación

La compañía distribuidora del gas es responsable de comunicar la necesidad de realizar esta revisión al usuario. Lo hará 3 meses antes del plazo fijado por ley. La inspección periódica de la instalación de gas de la vivienda se debe hacer cada 5 años, 4 años en el País Vasco , Y tiene un coste aproximado de 50,00 €. No incluir cuotas o servicios de mantenimiento, se ahorrar en la factura de gas, ya tu presupuesto doméstico. El usuario puede realiza la revisión con cualquier empresa o profesional autorizado. La ley obliga a que el coste de la inspección, independientemente de quien la realice, siempre se pagará en la factura ordinaria del gas, ya que son las distribuidoras, (no confundir con las comercializadoras), quienes tienen el monopolio de la gestión. En el caso catalán, Nedgia Cataluña del grupo Naturgy, antiguamente Gas Natural Cataluña.

Baja la temperatura de la caldera

Por cada 5ºC que bajamos ahorraremos un 5% de energía. Normalmente las calderas trabajando a 70-80 ºC, y podemos reducir la temperatura a 45 ºC para ACS y 55 ºC para calefacción. De esta manera cuando abrimos los grifos para agua caliente las abriremos por la banda izquierda, y no por medio como antes, evitando mezclar agua fría para conseguir la misma temperatura que ahora, con el ahorro que ello supone. Dejar siempre cerrada a la derecha-fría, para no abrir el agua caliente, sino es realmente necesario.

Purga la instalación

Purgador de radiador para ahorrar en la factura de gas

Al principio de la temporada de frío, antes de poner en marcha la calefacción. El circuito debe estar parado, para que el aire quede en la parte alta del radiador. Cuando un radiador no calienta bien, no salta el termostato, pero la caldera sigue funcionando porque no consigue alcanzar la temperatura programada, con el gasto energético que ello conlleva.

Empezar siempre por los radiadores más próximos a la caldera. Una vez purgados, comprobar la presión de la caldera. Debe estar entre 1-2 bares, si no es así, abrir la llave de paso de la caldera, suavemente para llenar el circuito, hasta llegar a la presión adecuada.

3- Mejoras en las instalaciones térmicas

La electricidad que consumimos en casa, es el resultado de la transformación de alguna otra clase de energía (química, mecánica, térmica …) en energía útil. La producción de 1 Kwh de electricidad genera 3 veces más emisiones que el gas natural, e incorpora mucha más energía primaria para generarse. Una primera conclusión: La electricidad debe ser evitada como energía final para producción de energía térmica (ACS, calefacción).

El uso de energía eléctrica para calentar mediante bomba de calor son óptimas en los sistemas aire/agua. El rendimiento de estas instalaciones será del orden del 400%. El mayor problema es que con bajas temperaturas exteriores su rendimiento cae, con lo que es necesario sobredimensionar los equipos. En instalaciones normales de radiadores no muestran todo su potencial, sin embargo, en instalaciones de baja temperatura son más recomendables.

Sistema híbrido

La hibridación consiste en la combinación de dos fuentes o dos tecnologías energéticas diferentes (de forma secuencial o simultánea) con el objetivo de conseguir el máximo nivel de eficiencia: Energía Solar + Caldera de Condensación. El sistema solar híbrido combinado con la caldera de condensación es la aplicación más interesante en edificios para producción de ACS. La caldera entra en funcionamiento cuando el sistema termosolar no es suficiente. La respuesta es rápida y permite un funcionamiento modular.

Cocina a gas y calor residual

Cocina a gas

Las cocinas más eficientes son las que funcionan con gas , Es mucho más eficiente producir calor con gas que con electricidad. También son las que producen menos emisiones, unos 200 gramos de CO2 por cada kWh , Ante los 450 gramos que produce la vitrocerámica y los 360 gramos de las placas de inducción. Abrir el horno mientras se está cocinando algo consume casi un 20% de energía debido a que se escapa el calor producido.

Utilizar ollas a presión consigue ahorrar un 50% en el suministro de gas natural. intentar aprovechar el calor residual cuando se está cocinando ayuda a ahorrar. Recuerda que para reducir el consumo y las emisiones en una cocina de gas es fundamental mantener limpios los quemadores y eliminar todos los residuos, para ahorrar gas este invierno.

Tomas de ACS para lavadora y lavavajillas

Si debemos realizar cambios en la instalación de agua, preveremos tomas de agua caliente además de la fría, para electrodomésticos bi-térmicos (equipados con conexiones de agua fría y caliente). Los electrodomésticos bi-térmicos toman el agua fría directamente de la red, o la caliente procedente de la caldera de la vivienda. Así, al no calentar el agua y recibirla directamente de la red de ACS, aparte de reducir el tiempo de lavado, suponen un ahorro energético de entre un 20% y un 50%, respecto a lavadoras y lavavajillas tradicionales.

El uso de electricidad para generar calor es menos eficiente que el uso de los combustibles habituales en calderas y calentadores. De esta forma se reducen las emisiones de CO₂ y el consumo energético doméstico, lo que permite contratar una menor potencia eléctrica. La energía térmica proporcionada por el gas natural no ofrece limitación alguna de uso por potencia demandada.

Perlizadores

Perlizadores en los grifos

Son unos elementos dispersores que mezclan aire con agua, apoyándose en la presión y reduciendo de esta manera el consumo de agua, y consecuentemente la energía necesaria para obtener el agua caliente. Todo ahorro de agua caliente, se ahorro en la factura de gas. Normalmente los grifos suministran caudales de 14-17 l / min. Con los perlizadores lo podemos limitar a 4-6 l / min. Con presiones de 2,5 kg / m3 se puede ahorrar un 50% y con 3,00 kg / m3 o mes un 70%.

Temperatura constante y moderada

Conviene mantener la calefacción entre 18 y 21 ° C durante el día, suficiente para estar a gusto y no gastar excesivamente. Ten en cuenta que cada grado de más que subas incrementará el gasto en un 8%, aproximadamente. La sensación térmica, es la percepción de calor o frío de una persona. Así en una estancia en 18ºC podemos tener sensación de frío o calor según si hay radiación directa del sol, es decir, si las paredes están aisladas o no. Es muy importante la temperatura superficial de las paredes en la sensación de confort.

Válvulas termostáticas

Válvula termostática, para ahorrar en la factura de gas

Si no disponemos de superficies calientes que irradian calor hacia el cuerpo, tendremos que subir la temperatura del aire de 18ºC a 21ºC, con un incremento de gasto energético de un 15-20% para conseguir la misma sensación de confort térmico. Esto suele ocurrir, si no tenemos una envolvente térmica adecuada. unas válvulas termostáticas en los radiadores , Nos ayudan a regular la temperatura de manera compartimentada cada estancia, sin tener que calentar zonas sin tanto uso.

Radiadores en los puntos fríos

cualquier emisor de calefacción o radiador , Debe estar colocado en los puntos más fríos, normalmente bajo las ventanas, De esta manera con la diferencia de temperatura, se crea una corriente de aire, aumentando el calor cedido por convección. El eficiencia energética de un radiador mal ubicado en el interior de una vivienda puede reducirse en un 30% . Esta medida también ayuda a evitar condensaciones, por el calentamiento del paramento interior, en los puntos más sensibles, las ventanas y sus puentes térmicos perimetrales.

Por supuesto evitar cualquier elemento que pueda interrumpir la convección y radiación del emisor, y menos colocar ropa para calentar. Podemos añadir una lámina reflectante de radiadores , Para aprovechar la radiación de calor en la pared de apoyo. No ventilar la vivienda más de diez minutos. Con 5-7 minutos es suficiente para airear la vivienda. Eso sí, mientras no tengas encendida la calefacción, porque será un gasto inútil, para ahorrar gas este invierno.

Termostato programable

Baja la temperatura si sales de casa. Si es por un periodo corto, de pocas horas, baja-a unos 15 ° C, pero si es un día o más, lo aconsejable es desconectarla. Apaga la calefacción, baja las persianas y cierra las cortinas y cuando se ponga el sol en invierno, así evitarás fugas de calor en tu casa de noche. En la cama, puedes dormir perfectamente si ya tienes la casa caldeada, tapándose té en la cama con edredones o mantas gruesas. Durante el día hiciera el contrario, sube las persianas y abre las cortinas todo lo que puedas para que los rayos del sol calienten la casa. Por eso puede ser útil instalar un termostato programable que te ayude a gestionar la temperatura y los tiempos, de manera automática.

4- Mejoras en la envolvente térmica

El cambio normativo por la necesidad de reducir las emisiones de CO2, y el aumento de los precios de la energía, han hecho aflorar las carencias del parque de viviendas existente. El gasto de las facturas en un escenario de agotamiento de los combustibles fósiles ha ido en aumento, y la crisis económica que atenúa el poder adquisitivo de las personas para hacer frente a estos gastos. También influyen la evolución de los patrones de confort higro-térmico que hace que una edificación existente necesite ajustes y modificaciones, para adaptarse a los nuevos requerimientos energéticos, siempre mayores que los imperantes durante el período en el que fueron diseñados.

Para empezar, debemos tener en cuenta que el principal gasto energético en un hogar es la calefacción. Por lo tanto, el primer factor para mejorar la eficiencia energética es en laenvolvente térmica del edificio. Se considera que para mantener las adecuadas condiciones de climatización para la salud, la temperatura adecuada es de 18-21 ºC en invierno y de 25 ºC en verano, según los criterios de la Organización Mundial de la Salud.

Crisis energética 1973

Los edificios Tost construidos antes del año 1981, no tienen ningún sistema de aislamiento térmico en sus cerramientos. A partir de la norma básica sobre condiciones térmicas en los edificios en España NBE-CT-79, se toman las primeras medidas para conseguir una disminución en el consumo energético derivado de la crisis energética de 1973.

Para reducir la transmitancia térmica del edificio encuadernado la mejor solución es la contribución de material aislante al cierre ciego y la mejora de la carpintería en recintos o ventanas practicables. Estas soluciones requieren intervenciones más amplias, pero aquí incluiremos las más inmediatas y de menor coste. En la imagen termo-gráfica podemos ver los puntos en rojo, donde más energía pierde la fachada, que coinciden con los puentes térmicos causados por las persianas ‘ cajas.

Aislamiento de la caja de persiana

para reducir el puente térmico más importante, existente en las fachadas de los edificios, con cajas de persiana incluidas en el muro de cierre. Con una plancha de persitermo a base de EPS dispuesta adecuadamente al vacío de la caja, mejoraremos muchísimo el comportamiento del puente térmico, con considerable reducción del consumo de calefacción. Puede complementarse insuflante espuma de poliuretano en el vacío que queda entre la plancha y la caja, según la disposición de la persiana. Lo podemos perfeccionar con la instalación de un pasacinto aislante , para aislar el paso de infiltraciones de aire a través de este mecanismo, provenientes de la caja de persiana.

Aislamiento del vidrio de ventanas

Si no disponemos de un sistema climalit, siempre podremos mejorar la transmitancia del vidrio, simulando un doble vidrio con la disposición de una película de plástico, thermo cover , aplicada para reducir el flujo de calor a través de la radiación y la convección. Unida en el marco de la ventana, atrapa una bolsa de aire entre el cristal y la película, imitando un sistema de doble cristal con un espacio aislante de aire en calma. La conductividad térmica del aire es de 0,024 W/m/K y mucho menor que la del vidrio de 0,96 W/m/K.

Aislamiento de juntas en carpinterías

Con ribetes de espuma o caucho con diferentes secciones, según sean la disposición y holguras de las juntas, aplicadas en todo el perímetro de las ventanas, evitando la entrada de aire y frío o calor según sea la época del año , para ahorrar gas este invierno. No se olvide de las juntas de la puerta, ni el umbral de la puerta de entrada, con la aplicación de un ajuste específico para esta función tesamoll debajo de las puertas

Temperaturas superficiales

Un aspecto muy importante es la sensación térmica, por la percepción del calor o el frío de una persona. Debemos tener en cuenta a partes iguales, el aporte de temperatura del aire, como la temperatura de las superficies de radiación. Así, en una estancia a 18ºC podemos tener sensación de frío o calor según si hay radiación directa de sol, o si las paredes están o no aisladas. Es muy importante reducir la temperatura superficial de las paredes por la sensación de confort y las estrategias pasivas por lo general para la eficiencia energética de un edificio. Estas estrategias pasivas son las medidas estrella de las actuaciones en la envolvente térmica.

Aquí como estrategia de bajo coste, si no tenemos paredes de fachada aisladas con contacto con el exterior, podríamos colocar unas cortinas gruesas,para mejorar la sensación de comodidad. También algunas alfombras en el suelo haría la misma función. Si no disponemos de superficies calientes que irradian calor hacia el cuerpo, deberemos subir la temperatura del aire de 18ºC a 21ºC, con un incremento de gasto energético de un 15-20% para conseguir la misma sensación de confort.

Humedad relativa

También varia la sensación de confort para una misma temperatura. Con altas temperaturas, una baja humedad relativa, permite la evaporación de la sudoración, que cuando cambia de estado físico, absorbe el calor del cuerpo, causando una sensación de frescura. Por el contrario, si la humedad es muy alta, se carga la impresión de una mayor sensación térmica, ya sea caliente o fría. Por una buena sensación térmica la tasa de humedad debe estar entre el 35-60%. Relacionado con este punto, evitaremos aumentar la humedad, extendiendo la ropa de lavandería siempre al aire libre.

Captación de radiación solar directa

Las ventanas son un elemento donde capturamos el incidente de radiación solar, y muy importante en las actuaciones en el recinto térmico. Para aprovechar esta energía del sol durante el día, debemos abrir las ventanas orientadas al sur, y tener luz solar directa, siempre que las condiciones de las corrientes de aire sean favorables para la captura de calor.

La acumulación de calor en los materiales de construcción del edificio depende de las cualidades termo-físicas de estos materiales. Si tienen más capacidad de acumular la energía es porque tienen más inercia térmica . En verano en cuanto las temperaturas son altas, lo que queremos es evitar esta acumulación, y que la radiación solar no llegue al interior de la casa. Utilizamos toldos para crear sombra, o si no disponemos de este elemento, cerramos las persianas.

5- Ayudas y subvenciones

Los edificios necesitan un mantenimiento y control a lo largo de su vida y con el paso del tiempo hay que hacer operaciones de rehabilitación. Muchos edificios requieren además una puesta al día en cuanto a su calidad ambiental, y ahorro energético, mejorando la transmitancia térmica de su envolvente y el confort del usuario. Consulta a tu arquitecto técnico de cabecera conocedor del edificio, que guíe las operaciones a realizar en cada momento, asegurar su correcto mantenimiento, y la sostenibilidad del proyecto, aprovechando las ayudas #NextGeneration para rehabilitaciones energéticas:


Programa 3 de ayudas a las actuaciones de rehabilitación en el ámbito del edificio

Programa 4 de ayudas a las actuaciones de mejora de la eficiencia energética en viviendas

Programa 5 de ayudas a la elaboración del Libro del edificio existente para la rehabilitación y redacción de proyectos de rehabilitación

Publicación disponible en: Castellano Català Euskara Galego-Português

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.